Jenifer Humanes | Mindfulness en la empresa del siglo XXI, Mindfulness ejecutivo, cómo gestionar el estrés en el trabajo
Mindfulness en la empresa del siglo XXI, Mindfulness ejecutivo, cómo gestionar el estrés en el trabajo
Mindfulness en la empresa del siglo XXI, Mindfulness ejecutivo, cómo gestionar el estrés en el trabajo
2602
single,single-post,postid-2602,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,,wpb-js-composer js-comp-ver-3.6.12,vc_responsive

Blog

mente Mindfulness

Mindfulness ejecutivo en la empresa actual

  |   gestión del estrés, mindfulness

La empresa ha dejado de tener un papel exclusivamente pagador con sus trabajadores, y ahora se compromete con el desarrollo y la salud de sus empleados como promotores de la productividad y el éxito empresarial.

Tras ver la necesidad de gestionar los cambios que se están produciendo en nosotros tras los avances tecnológicos de este siglo, hablemos sobre las respuestas que las organizaciones pueden dar ante dichos cambios que repercuten en las personas, y por tanto, en sus empleados. ¿Cómo pueden ayudarnos a gestionar el estrés y la ansiedad que nos genera el ritmo de vida laboral?

Del culto al cuerpo a la necesidad de cultivar la mente

 

Mindfulness es una solución que lo único que pretende es aportar herramientas para desarrollar y entrenar el músculo de la atención mental.

Mindfulness es una solución que lo único que pretende es aportar herramientas para desarrollar y entrenar el músculo de la atención mental. En torno a los años 70 del siglo XX comenzaron a aparecer los primeros gimnasios, después se evolucionó a los Centros de Fitness y Wellness, Balnearios y Spas y ahora estamos avanzando hacia el deporte y ocio al aire libre, las terapias alternativas, el yoga y Mindfulness. Lo que antes era una decisión opcional y personal, ahora se ha convertido en una necesidad cuya decisión también parte del entorno laboral. 
Hemos pasado de querer entrenar el músculo y cuidar el cuerpo físico a necesitar entrenar la mente parar nuestro ajetreo mental y ritmo de vida y gestionar el estrés crónico.

Para qué hacer Mindfulness Ejecutivo

El estrés surge, en su mayoría, en el ámbito laboral. De ahí surge el Mindfulness ejecutivo, para tratar las consecuencias que genera el estrés en el trabajo.

Los resultados de Mindfulness son extraordinarios si se practican de forma continuada.

Mindfulness te permite gestionar el estrés y evitar consecuencias reactivas e ineficientes en el entorno laboral y personal, que afectan a nuestra salud. Se generan cambios profundos en nuestro modo de ver las cosas y dejamos de estar constantemente preocupados para ocuparnos de manera eficiente de ellas.

xxgkysd-eke-john-hult
Gracias a Mindfulness, aumentan los procesos cognitivos en general como:

 

  • la atención y concentración en el trabajo a desarrollar generando mayor productividad
  • la autoconfianza, el autocontrol y la automotivación incluso en tareas repetitivas, permitiendo desarrollar nuestras funciones de una manera más auténtica y genuina
  • la memoria, la creatividad y el aprendizaje, fundamentales para generar trabajos únicos, innovadores y pioneros en el mercado
  • el estado de ánimo y el bienestar mental y emocional, vitales para tener ganas de hacer las cosas y además hacerlas bien, aportando proactividad y brillantez
  • las dotes comunicativas como la capacidad de hablar en público o ante un cliente importante
  • habilidades sociales como la empatía, fundamental para situarme en el lugar de mis compañeros o clientes y anteponerme a lo que esté sintiendo o necesitando

Además, se reducen o eliminan la inseguridad o timidez ante una presentación, una reunión o un proyecto a desarrollar y las distracciones derivadas de las multitareas.

¿Cuál es el secreto de Mindfulness?

bombilla-creatividad
Mantener de manera intencionada la atención focalizada y sostenida, aquí y ahora, en el momento presente.
Esta acción permite estrechar los tiempos pasados y futuros. Al estar presentes, nuestra mente se va menos veces al pasado y nos alejamos de la tristeza o la apatía, que sostenidas en el tiempo pueden derivar en patologías o enfermedades mentales severas como la depresión. Lo mismo ocurre con el futuro, nos apartamos de la ansiedad anticipatoria o “lo que quiero que sea a toda costa”, evitando así pensamientos obsesivos que malgastan y nos distraen.

 

La práctica de Mindfulness fomentará además la aceptación de lo que se presente, (sin confundir con la resignación o pasotismo), como imprevistos o cosas que no tenías en mente y, por tanto, abrirá escenarios de transformación y desarrollo. Esta atención plena permitirá que valores lo que ya tienes y que te apartes de lo que no te es productivo o te resta valor. Aprenderás a tomar decisiones conscientes y deliberadas meditadas desde la calma y no sujetas a rabietas o picos de ira que hacen tomar decisiones desastrosas para nosotros y nuestro entorno.

 

Esta “práctica continuada” te permitirá trabajar la paciencia y la constancia, fundamental para obtener resultados en cualquier faceta de la vida, desde tu carrera profesional o tu proyecto a emprender, hasta mejorar tus relaciones de trabajo con iguales o superiores, o adaptarte a los momentos en los que una tarea, como una presentación, no te sale.

Estos resultados multiplicarán las posibilidades de estar motivado/a cada día, ser más productivo y eficaz en tu trabajo, disminuir el tiempo necesario para hacer tus tareas o funciones, aumentar tu rendimiento o ser más creativo.
En el siguiente artículo hablaré sobre el estrés laboral para que conozcas un poquito más la importancia que puede ofrecer Mindfulness ante “la pandemia del siglo XXI”
Jenifer Humanes

AUTHOR - Jenifer Humanes

Acompaño a las personas y organizaciones hacia su desarrollo personal y profesional a través de Mindfulness y Coaching ejecutivo. Defiendo una vida física, mental y emocional sana y productiva desde la responsabilidad y el cambio progresivo.