Jenifer Humanes | estrés en el trabajo, estres laboral, el estres en la empresa, qué puedo hacer para gestionar mi estrés, como gestionar el estrés en el trabajo
estrés en el trabajo, estres laboral, el estres en la empresa, qué puedo hacer para gestionar mi estrés, como gestionar el estrés en el trabajo
estrés en el trabajo, estres laboral, el estres en la empresa, qué puedo hacer para gestionar mi estrés, como gestionar el estrés en el trabajo
2619
single,single-post,postid-2619,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,,wpb-js-composer js-comp-ver-3.6.12,vc_responsive

Blog

MINDFULNESS OFFICE

El estrés laboral en las organizaciones del siglo XXI

  |   gestión del estrés, mindfulness

La relación entre empleado y empresa han cambiado y la forma de abordar sus paradigmas también. Las empresas ahora saben que los problemas del trabajador también son sus problemas porque influyen en la productividad de la organización, y por tanto, en la cuenta de resultados.

En los últimos tiempos, la empresa ya no se ve solamente como un lugar en el que se producen bienes y servicios, sino como un centro social en el que trabajamos y compartimos horas de nuestras vidas con el fin de generar dichos bienes o servicios.

 

La relación empleado-empresario ha cambiado y si las empresas quieren obtener grandes resultados no se pueden ceñir exclusivamente a los resultados económicos. Los empleados no son meros trabajadores que producen y se les retribuye con un salario, sino personas que sienten, piensan, necesitan reconocimiento, motivación y compensación, además de sentirse como piezas importantes del entorno para el que trabajan. El salario emocional es un concepto en auge en las organizaciones del siglo XXI, cuyo fin es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando su calidad de vida. Si esto no ocurre, el empleado sufre desgaste, falta de motivación, apatía, estrés o ansiedad y se encuentra más irascible, y puede llegar a padecer lo que se conoce como “burnout” o síndrome del trabajador quemado, del que ya hablaré más adelante.

 

El estrés, la depresión, la ansiedad, el insomnio, la irritabilidad o los trastornos digestivos se consideran las enfermedades del siglo XXI y son consecuencias, entre otros motivos, del ritmo de vida laboral. Por ello, este tipo de patologías han de ser tratadas y gestionadas en conjunto entre ambas partes, empleado y empresario.

Algunos datos sobre el estrés en el trabajo

 

El 59% de los trabajadores en España sufre algún tipo de estrés en el trabajo y el 20% de los empleados europeos sufre el síndrome burnout, o desgaste profesional: fatiga crónica o ineficacia (INE)

 

Más de la mitad de los trabajadores (65%) reconocen encontrarse más estresados que hace cinco años (ABC)

 

Un trabajador pierde, de media, alrededor de una 1 hora y 30 minutos al día en distracciones, lo que suponen 8 horas a la semana. Esto significa que 1 trabajador desaprovecha el 20% de su jornada laboral.

 

El incremento de la tensión en el trabajo se debe,  según el estudio elaborado por Regus, a los problemas tecnológicos en un 28%, a la inestabilidad laboral en un 27% o la falta de hábitos saludables en un 27%. El estudio se realizó entre 22.000 trabajadores en más de 100 países de todo el mundo, acerca de su entorno de trabajo.

¿Cómo combaten el estrés las organizaciones?

Grandes empresas tecnológicas como Google, con su programa “Search inside yourself”, Apple, Price Waterhouse Cooper o Yahoo, bancos como Deutsche Bank, canales de televisión como HBO, empresas de ropa como Nike, con sus “Relaxation Rooms”, o empresa de bienes de consumo como P&G, ofrecen programas de gestión del estrés con sesiones de Mindfulness o clases de yoga en sus instalaciones.

OFFICE MINDFUL
Adecco Training realizó encuestas a las empresas y trabajadores que han realizado Mindfulness y concluyó que más del 80% de las organizaciones consultadas se planteará formar a sus trabajadores en la atención plena en los próximos años.

 

Pero Mindfulness no es solo cosa de empresas privadas. El Parlamento británico redactó el primer documento político que avala los beneficios de Mindfulness, el “MindfulNationUK”. Ya son 115 parlamentarios que practican Mindfulness.

Ya en 2013, la revista Forbes publicó que “es hora de considerar la atención plena, por lo general asociada con prácticas como la meditación y el yoga, como una habilidad para hacer dinero” y Time ofreció su número de febrero del 2014 al reportaje “The Mindful revolution”.

¿Qué beneficios obtengo practicando Mindfulness?

 

Según Adecco Training, el 65% de los trabajadores encuestados que practican Mindfulness afirma tener mayor sensación de calma y relax en el trabajo e incrementa los niveles de productividad de los trabajadores en torno a un 20%.

 

Mindfulness incrementa en un 354% la capacidad de enfoque en trabajadores, según Body Systems Corporate Wellness.

 

En palabras de MuyPyme, “en realidad una persona “mindfull” es necesariamente una persona más productiva, capaz de tomar mejores decisiones, menos proclive a dejarse llevar por sus emociones y más propensa a liderar un equipo.”

Esto hace indudablemente que Mindfulness nos acerque a gestionar nuestro estrés de forma satisfactoria, aumentando nuestro nivel de rendimiento y por, tanto, la productividad empresarial, y la satisfacción de nuestros clientes ante un trabajo más productivo realizado por personas más inteligentes que saben tomar decisiones adecuadas y adaptadas a sus necesidades y este nuevo mundo.

Jenifer Humanes

AUTHOR - Jenifer Humanes

Acompaño a las personas y organizaciones hacia su desarrollo personal y profesional a través de Mindfulness y Coaching ejecutivo. Defiendo una vida física, mental y emocional sana y productiva desde la responsabilidad y el cambio progresivo.