Yam energías | 5 frases que puedes repetirte mientras meditas, cómo puedo meditar, técnicas para meditar bien, técnicas para no distraerme meditando
5 frases que puedes repetirte mientras meditas, cómo puedo meditar, técnicas para meditar bien, técnicas para no distraerme meditando
5 frases que puedes repetirte mientras meditas, cómo puedo meditar, técnicas para meditar bien, técnicas para no distraerme meditando
2286
single,single-post,postid-2286,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,,wpb-js-composer js-comp-ver-3.6.12,vc_responsive

Blog

parar los pensamientos Mindfulness

5 frases que ayudan a parar tus pensamientos

  |   gestión del estrés, mindfulness
¿La cabeza te va a estallar porque no puedes parar de pensar? ¿Sientes que tus pensamientos te arrastran y crees que no puedes hacer nada para evitarlo? ¿Has decidido empezar a meditar pero no sabes cómo? ¿No tienes tiempo de meditar pero necesitas parar la mente? ¿Ya eres practicante pero te cuesta seguir meditando?

 

Te dejo 5 pautas que te pueden ayudar a resolver estos problemas y no distraerte a menudo con tus pensamientos.

 

Si no tienes tiempo de meditar, te propongo que hagas estas pautas mientras vas en el autobús o metro, conduciendo, paseando… y cada vez que te des cuenta, como por ejemplo, mientras realizas una actividad, y viene un pensamiento que no tiene nada que ver con lo que estás haciendo. ¡Te sentirás genial! Verás que es mucho más fácil de lo que parece. Adelante, ¡persiste!

 

  1. Si he decidido sentarme a meditar, es porque “no hay nada más importante que hacer ahora”. Esto te aporta calma para darte cuenta de que ahora no es necesario hacer nada.
  2. “Aquí y ahora todo está bien”. Genera tranquilidad y sosiego, porque en este momento presente, mientras estás sentado, no ocurre nada malo. Cualquier cosa que pienses, recuerda que solo está en tu cabeza.
  3. “Los pensamientos solo son eventos dentro de la consciencia”. Esto relativiza y evita que te identifiques con el pensamiento-emoción en el que te ves inmerso y hace que tomes distancia del problema que te está generando ese pensamiento o emoción.
  4. “No hay ningún sitio al que ir, nada que hacer.” Esto te quita tareas mentales y te centra en tu objeto de meditación. La sensación de tener que hacer muchas cosas, hace que te disperses y no vayas hacia ninguna.
  5. Cuando aparezca un pensamiento, dile mentalmente: “Me ocuparé de ti más tarde” y apártalo a un lado (te vendrá muy bien visualizar que el pensamiento se hace a un lado, o que lo mueves a un lado con la mano),  focalizando en el centro de tu mente.

 

 

Espero que te estas prácticas te vengan bien, y ya sabes que estoy para resolverte cualquier duda.

¡Feliz día!

 

Jenifer Humanes

AUTHOR - Jenifer Humanes

Acompaño a las personas y organizaciones hacia su desarrollo personal y profesional a través de Mindfulness y Coaching ejecutivo. Defiendo una vida física, mental y emocional sana y productiva desde la responsabilidad y el cambio progresivo.